ASÍ COMENZÓ TODO

6.3.09

Hace unos días, hablando con un amigo sobre el blog, pude comprobar, una vez más, ese no se qué que nos embarga a las personas de la Isla cuando hablamos del pasado. No sé lo que tendrá esta tierra pero es realmente increible. Sólo hizo falta una pregunta, sólo una, para ver las lágrimas en los ojos de este noble amigo ¿de dónde vinieron tus padres?. Y no es la primera vez que ocurre. La semana anterior ocurrió lo mismo con otra buena persona. Será verdad lo que me decían, que sentimos algo que no podemos explicar. Pues al ver el vídeo que os dejo volví a sentir esa emoción que sintieron ellos (por cierto tenemos pendiente sus historias de vida). Buen fin de semana

1 comentarios:

Atenea dijo...

Hola, Marisma:
de hoy no pasa que te haga llegar un archivo con mi historia.
Saludos.
Atenea.